Hace un tiempo conocí a Iria Juaneda la autora del libro que reseñamos hoy «¿A qué jugamos, luna?», antes de este libro ha publicado «Marcos y la luna» ya reseñado por nosotros (Click aquí). Estos libros tienen dos cosas especiales: 


1. Son libros solidarios y sus beneficios serán donados a la Asociación Marcos y la Luna y a la Asociación autismo Sevilla.
2. Dan opciones para luchar por la inclusión, el apoyo, la empatía y la ayuda a los demás. 

Hoy nos centramos en «¿A qué jugamos, luna?», un libro en el que volvemos a ver a Marcos, un niño muy especial igual que cualquiera de sus compañeros, un niño que no sabe a qué jugar y cómo hacerlo y por ello pide ayuda a la Luna, su gran aliada. 

Este libro ha ganado puntos en relación al anterior por su mejora en la dureza de las pastas, parece una tontería pero cuando estos libros son utilizados por nuestros pequeños es importante que sean resistentes. Así mismo me ha encantado el marcapáginas que viene con el cuento ya que es una Pacto-Agenda portátil en la que podemos escribir con rotulador de pizarra decido al material que permite escribir y borrar, así se convertirá en una miniagenda válida para cualquier momento y lugar.
De igual manera al abrir el paquete una bolsita mágica acompañaba el cuento, eran unas pequeñas piezas de puzzle que formaban la palabra AMISTAD y una bonita frase anónima «Los amigos son como las estrellas, no siempre las puedes ver, pero siempre brillan». Esta frase tiene mucho significado ya que este cuento empieza con Marcos aburrido porque no encuentra con quien jugar sin darse cuenta que tiene ahí a sus amigos. 
Marcos comienza la historia un poco aburrido y busca a la Luna para que le ayude a encontrar algo a lo que jugar, así que la luna decide buscar a sus amigos y con su ayuda empiezan a jugar a la Búsqueda del tesoro. Gracias a la Luna Marcos y sus amigos viven una aventura super especial en la que finalmente encontrarán un tesoro único: un baúl lleno de piezas de madera que forman un puzzle, este puzzle estaba lleno de palabras como AMISTAD, EMPATÍA, RESPETO, DIVERSIDAD.

Este libro para nosotras tiene una metáfora, quizás lo vemos así debido a que somos maestras y es que Marcos pide ayuda a la Luna y nos parece que la Luna podría ser la maestra del cole, esa persona que ayuda a los niños a vivir infinitas aventuras, esta aventura aquí expuesta podría ser producto de la imaginación de todos, una aventura elaborada en el aula para que todos los niños/as se integren en ella y así llenar el aula de aprendizaje colaborativo, empatía y ayuda. Esta maestra (la Luna) trata de ayudar a través de la música con una bonita canción o a través del trabajo en equipo para avanzar en los aprendizajes. Pero igual que para nosotras podría ser la maestra para otros puede ser esa persona especial que te ayuda a ser mejor persona, lo importante es saber que cada uno tenemos nuestra propia luna. 

Esta joya nace la ilusión de una madre por llenar de valores como la igualdad, la amistad o la empatía las aulas y la sociedad teniendo en cuenta la diversidad que nos rodea y viviendo en primera persona todas las dificultades que se encuentra uno cuando tiene autismo o cualquier otra casuística diferente. Enseñar valores, acercar el autismo, aprender que la colaboración nos permite sumar fuerzas para conseguir objetivos, aprender que juntos es mejor y que detrás de un gran tesoro no sólo hay cosas materiales sino cosas tan bonitas como la AMISTAD, ese es el objetivo.


Pero ¿qué más podemos trabajar además de todo lo anterior? 

– Valores. El objetivo principal es trabajar los valores necesarios para aceptar lo diferente, para comprenderlo y poder llevar  a cabo el día a día con facilidad y ayudando a los demás en los problemas que puedan ir surgiendo. Valores como la empatía, la amistad, el respeto, etc.
– Formación del arcoíris. En el libro aparece un arco iris que es un tobogán a través del que se deslizan Marcos y una amiga con ayuda de Marcos ya que ella tiene miedo, a través de esto podemos trabajar la formación del arco iris, los colores que lo forman y gracias al arcoíris de Waldorf podemos también hacerlo a través del juego. 
– Expresión musical. A lo largo del cuento podemos ver como cantan una canción para buscar el tesoro a partir de esta canción podemos, buscarle una melodía personal, acompañarla con instrumentos o el propio cuerpo, aprender las diferentes figuras musicales que aparecen en las ilustraciones, a fin de cuentas trabajar la expresión musical. 
– Búsqueda del tesoro. Al igual que ocurre en el cuento podemos llevar a cabo una actividad después de la lectura basada en la búsqueda del tesoro, habríamos escondido en el aula o en el centro un tesoro como el del libro e iremos dando pistas para que lo encuentren, estas pistas pueden ser preguntas sobre cosas que hayamos ido trabajando, adivinanzas o algún tipo de acertijo. Una vez que encontremos el tesoro dentro podríamos encontrar los materiales necesarios para llevar a cabo la siguiente actividad. 
– Creación de un puzzle. Tras haber encontrado el tesoro dentro habrá el material para crear un puzzle como el del cuento, piezas de puzzle en las que encontremos letras para ir formando palabras importantes del cuento, palabras relacionadas con ciertos valores, etc. Estas palabras las iremos pegando a un supermural sobre valores importantes que formarán parte del centro día tras día. 
– Solidaridad. Con este libro se pretende colaborar con la Asociación «Marcos y la Luna», una asociación sin ánimo de lucro para personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) u otra diversidad funcional, una asociación que lucha por los derechos de las personas con discapacidad, realiza actividades de inclusión, conciencia a la sociedad y apoya a las familias que necesiten esta ayuda. A partir de esta gran colaboración podemos trabajar con los niños lo qué significa ONG, qué hacen las ONG, cómo podemos colaborar con estas asociaciones y un montón de cosas en relación con la solidaridad y las asociaciones sin ánimo de lucro que nos rodean actualmente. 
Como siempre decimos, esta serie de ideas sobre todo lo que se puede trabajar y cómo se puede trabajar son ideas que dependiendo del nivel de los alumnos/as habrá que adaptarlos, ampliarlos o reducirlos. Por ejemplo, si trabajamos en Educación Infantil las ONG’s podremos profundizar menos que con niños de Educación Primaria, pero son temas que se pueden tocar en cualquier etapa. 

Nos quedamos con un libro lleno de enseñanzas muy importantes para la vida, aprendizaje significativo porque al final saber más o menos no es importante si no eres buena persona y si no eres feliz y haces feliz a los demás. Os dejo el Booktrailer de nuestra compañera Cuentos en la Nube que hace unos videos maravillosos:
Si quieres adquirir cualquiera de los dos libros de Iria Juaneda podéis poneros en contacto con ella en su página personal (click aquí), a través de cualquier librería, amazon o  Baobab libros (haciendo click aquí)


+ INFO:
Título: ¿A qué jugamos, luna?
Autor/a: Iria Juaneda
Ilustrador/a: Iria Juaneda
Editorial: Autoeditado
ISBN: 978-84-69759-59-2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *