Hoy, 29 de Abril es el Día Internacional de la Danza, la cual forma parte de la expresión corporal para niños es fundamental para el desarrollo integral de lo más pequeños sobre todo a nivel físico y emocional, además es un recurso pedagógico muy eficaz.

En concreto en Educación Infantil, la gran mayoría de los aprendizajes se asimilan corporalmente, ya que es la forma más sencilla e innata de expresar emociones, sentimientos, pensamientos y estados de ánimo.

Cuando somos pequeños, nuestro cuerpo es el protagonista central en el desarrollo integral y por este motivo deberíamos utilizarlo como una herramienta para el proceso enseñanza-aprendizaje.

Según Jean Piaget el movimiento y el pensamiento tienen una base biológica que evoluciona con la maduración, por este motivo tiene real importancia la expresión corporal. Mediante esta expresión corporal el niño mejorará sus habilidades físicas, su creatividad, su percepción del espacio, etc. Además la expresión corporal es un tipo de lenguaje ya que, según los expertos, la comunicación es un 70% expresión corporal y 30% expresión verbal.
En educación infantil y primaria, el principal objetivo no es formar bailarines profesionales sino favorecer el desarrollo integral y es por medio de esta forma de expresión como podemos lograr la adquisición de autonomía, identidad personal y diferentes formas de expresión, así como un acercamiento al arte y a la cultura.

Una de las mejores formas para trabajar la Expresión corporal, además de utilizando sesiones de psicomotricidad, es la utilización de cuentos motores. Un cuento motor es un cuento-juego, un cuento-vivenciado en grupo que puede ir paralelamente con el cuento narrado.

Este tipo de cuentos lo que pretenden es que el niño primero interprete el cuento mentalmente para luego interpretarlo con su motricidad. La mayor virtud de los cuentos motores es que los niños son los principales protagonistas y por ello es una actividad altamente motivadora con la que descubrir historias, personajes y de igual modo favorecer su desarrollo motriz

Por este motivo os dejo varios enlaces donde encontrar cuentos motores:
  1.  A mover el esqueleto
  2. ¿Eres especial? Yo, también
  3. Crecer jugando

Como viene siendo habitual en el blog, una forma bonita de hablar sobre diferentes temas es con la literatura infantil. Por este motivo os dejo 4 cuentos preciosos que giran en torno a la danza, son cuentos que trabajan diferentes estereotipos como «bailar es de niñas» o «no todo el mundo puede bailar» (otra cosa es que se haga mejor o peor, pero bailar podemos bailar todos). 

  • «La jirafas no pueden bailar» de VV.AA. Editorial Bruño. Este bonito libro nos habla de la capacidad de superación y de que nada es imposible. Todos los años se celebra el baile de la selva y la jirafa Chufa se pone triste porque bailaba fatal, finalmente consigue superarse. Además también sirve para diferenciar los diferentes estilos musicales. 
  • «Mi perrito quiere bailar ballet» de Anna Kemp. Editorial Blume. Este cuento es uno de esos con un bonito mensaje: cada uno puede ser lo que quiera ser. Todo esto detrás de la imagen de un perrito que no era como los demás, no hacía pis en las farolas, ni se rascaba las pulgas, a este perro le gustaba la música y caminar de puntillas porque quería bailar ballet. Biff finalmente consigue su sueño.
  • «Un tigre con tutu« de Fabi Santiago. Editorial Siruela. Max es un tigre que sueña con ser bailarín y lucir brillante ante su público. Este cuento nos deja un bonito mensaje sobre la amistad y nos enseña que con empeño y un poquito de talento podemos conseguir nuestros sueños.
  • «Bailar en las nubes«de Vanina Starkoff. Editorial Kalandraka. Este libro lo único que habla del baile es sobre el deseo de la protagonista de bailar con las nubes, pero tiene un mensaje tan bonito. Este cuento nos hace reflexionar sobre el intercambio cultural y el respeto a lo distinto a lo largo de una historia de un pueblo al que van llegando nuevos habitantes y muy variopintos.
«LA VIDA ES UN GRAN BAILE Y EL MUNDO UN GRAN SALÓN» 

Un comentario en «Aunque la vida no sea la fiesta que esperas, nunca dejes de bailar…»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *