Hoy tenemos la suerte de mostraros la entrevista realizada a Carlos García Junco, maestro de AL y PT en activo nominado a mejor docente de España por los premios Educa Abanca 2018.

Actualmente trabaja en el Colegio La Inmaculada de Oviedo, está luchando por el Doctorado en la Universidad de Oviedo y tiene dos grandes proyectos entre manos: Entrenador del Real Oviedo Genuine (Liga de fútbol para personas con más de un 33% de discapacidad intelectual) y Formador y miembro del equipo Patios y Parques Dinámicos (para más info click aquí). Además de todo este es el autor del conocido libro «¿A qué jugamos?» un libro que nos muestra la bonita forma de llevar a cabo la inclusión de alumno con TEA en el tiempo de recreo. 

Si queréis saber más y conocer más a fondo sus proyectos podéis acceder a su página web donde encontraréis eventos, publicaciones, congresos y más información útil. Para acceder click aquí
Muchísimas gracias Carlos por acceder a darnos esta entrevista y hacerlo con tanto amor por la educación. Una entrevista plagada de motivación, lucha por la inclusión y verdadera pasión por la labor de educar. ¿Qué aún no conoces a este maestro? ¿qué lo conoces y quieres saber más? Pues sigue leyendo, pero cuidado puede contener demasiadas ganas por cambiar las cosas y esto se contagia. 
1.- ¿En qué momento decidiste dar un giro a tu modo de enseñanza y decides trabajar por la inclusión?

Desde el momento que comencé a trabajar en educación. Antes de entrar en el sistema educativo, trabajaba como logopeda y una de las cosas que más me dolía era ver y comprobar que en las escuelas no se trabajaba por la inclusión. Observaba que en las aulas se trataba a todo el alumnado por igual, cuando todos/as somos diferentes, con nuestras capacidades y nuestras dificultades; y se discriminaba aquel alumnado con NEE. 
Otro punto de inflexión para pelear por la inclusión, fue cuando en el anterior centro educativo en el que trabajaba, observé a dos alumnos que durante los períodos de recreo, se dedicaban a perseguir palomas y a dar vueltas a una canasta durante los 30 minutos que duraba el recreo. Planteé al equipo directivo la implementación del programa Patios y Parques Dinámicos, y su respuesta fue negativa, ya que consideraban la inclusión de esos niños inviable. La respuesta literal de la directora en ese momento haciendo referencia a uno de ellos, fue la siguiente: “Imposible. Ese niño es muy raro. Es autista. Por sus características nunca va a saber o poder jugar con los demás”.
2.- ¿Por qué Patios y Parques Dinámicos se centra en la hora del patio y no en el aula?

La parte principal o de más importancia del programa de Patios y Parques Dinámicos,como bien dices, se centra en los períodos de recreo, pero existe un error generalizado de conceptualización en cuanto a que no se trabaja en el aula. 
El programa debe sensibilizar y concienciar al alumnado desde el aula, por lo tanto debe existir un trabajo previo del profesorado en el aula con todo el alumnado y también de coordinación entre el profesorado. Por ejemplo, una magnífica forma de aumentar la efectividad del programa, es anticipar los juegos que se plantean en los períodos de recreo en el propio aula o en las sesiones de Educación Física.
3.- ¿Crees que este método hará de nuestros colegios lugares más inclusivos? ¿Podremos conseguir en algún momento la inclusión total?

En mi opinión sí. Es un programa que debería estar presente en todas las escuelas, evitando así la aparición de posibles casos de bullying durante los recreos, a la vez que conseguimos que los niños y niñas se lo pasen bien jugando con sus iguales mientras desarrollan diversos aspectos evolutivos tan importantes como el lenguaje, habla, vínculo afectivo, habilidades sociales, etc. 
Actualmente considero que estamos aún lejos de conseguir una inclusión total, pero lo importante es seguir entre todos sumando pasitos y acciones para poder llegar a este objetivo en un futuro cercano. Considero fundamental trabajar desde la base, consiguiendo una sensibilización desde edades tempranas. Está comprobado que los niños no ven las diferencias, por lo que debemos aprovechar este aspecto y no ser los adultos y la sociedad los que pongamos barreras y estigmaticemos al alumnado, poniéndole etiquetas. Como he dicho en varias ocasiones “las etiquetas para la ropa”; en el sistema educativo todos son alumnos, por lo que un primer paso es evitar etiquetar al alumnado de forma negativa.
4.- Vivimos en una sociedad muy heterogénea que avanza a grandes pasos y parece que la educación permanece estancada atendiendo a todos los alumnos por igual ¿consideras que son necesarios más métodos innovadores como el vuestro?

Por supuesto que metodologías inclusivas como Patios y Parques Dinámicos ayudan, y son muy importantes, pero no creo en metodologías únicas. La mejor metodología es aquella que se adapta a las necesidades y a las demandas de cada alumno/a. Lo que para un niño/a es óptimo, quizá para otro es contraproducente y viceversa. Por eso creo que el docente debe reinventarse cada día, y no ceñirse a un simple libro de texto. No podemos caer en el error de querer que 25 niños de un aula aprendan de la misma manera, hay que ofrecer alternativas y soluciones al alumnado. Hacerles partícipes de la búsqueda de soluciones, hacerles sentirse importantes en el alcance de sus logros, solo de esta manera conseguiremos alumnos con ganas de aprender. Si caemos en el error de hacer por rutina actividades y fichas como si fueran máquinas, sólo conseguiremos desmotivar al alumnado y aumentar los niveles de desinterés por aprender.
La innovación educativa la considero positiva, pero con cabeza y los pies en la tierra. He visto auténticas aberraciones, como colegios enteros con pizarras digitales en todas las aulas, y ordenadores portátiles para cada alumno; y los maestros encargados de impartir esas clases sin apenas saber cómo se enciende un ordenador. Creo que innovar es imprescindible, pero con sentido común; partiendo de los intereses y acercándose siempre a las necesidades y demandas de nuestros alumnos.
5.- ¿Por qué te centras en el Trastorno de Espectro Autista en tu libro “A qué jugamos”? 

Porque teníamos escolarizados en nuestro centro educativo varios alumnos con TEA que no participaban en los momentos de recreo, mostrando conductas inadaptadas y/o tiempos de aislamiento elevados en el patio. Consideramos que era importante evaluar el programa de Patios y Parques Dinámicos y dotarle así de una mayor efectividad y fiabilidad. No por ello quiere decir que el programa sea exclusivo para el alumnado con TEA, ya que es un programa inclusivo destinado a todo el alumnado de cualquier centro educativo.

6.- Ya estás recorriendo el mundo con tu investigación y has sido nominado a mejor docente de España en los Premios Educa Abanca ¿seguirás impartiendo docencia en colegios o si tienes la oportunidad te retirarás al maravilloso mundo de las ponencias alejadas de las aulas masificadas?

Jajaja me hace gracia porque es una pregunta que ya me han hecho en otras ocasiones. Retirarme de la docencia en la escuela no es mi idea, todo lo contrario, ojalá pueda estar rodeado de niños y niñas durante mucho tiempo. Lo ideal es que pueda seguir compaginando ambas facetas, la de maestro y la de ponente, aunque cada vez me resulta más difícil debido a mi vida familiar y profesional. 
Considero importante la visión que dan personas en activo de la educación, ya que de todos y todas podemos aprender. De hecho una de las críticas que tengo sobre la Universidad es precisamente esa; que imparten asignaturas profesores que en ocasionen nunca han estado presentes en las escuelas como maestros; al igual que los políticos que elaboran las leyes educativas; y así considero muy difícil llegar a un consenso común, ya que no están dentro de la realidad de las aulas. Eso es como sacar el carnet de conducir, sin hacer prácticas con el coche…
7.- ¿Cuáles crees que son las claves de una buena educación? ¿Y las condiciones de un buen docente?

Una buena educación debe partir del respeto. Respeto en cuanto al trato (en ocasiones se pierde el respeto alumno-profesor, profesor-familia, y todos ellos deben ir de la mano), y respeto en cuanto a los ritmos de aprendizaje. No podemos pretender que todos nuestros niños/as aprendan de la misma manera y a la misma velocidad. Los objetivos curriculares y los estándares de aprendizaje de un determinado nivel educativo sí son iguales para todo el alumnado, pero la manera de alcanzarlos y llegar a ellos no puede ser igual para todos. Ejemplo: Queremos hacer un viaje Oviedo-Madrid. El objetivo es llegar a Madrid, pero la forma y el tiempo de llegar puede ser muy variable si los pasajeros van en coche, avión, bicicleta o caminando. Ahora bien, si finalmente todos llegan a Madrid, habremos cumplido el objetivo. Desgraciadamente en las aulas esto no siempre ocurre, no se respetan los ritmos de aprendizaje, y si un niño no aprende al ritmo impuesto por el profesor, está abocado a quedarse atrás, y por tanto ser un claro candidato al fracaso escolar.
Un buen docente debería de ser TIC. Ahora está muy de moda hablar en las escuelas de innovación educativa y TIC, y parece que todo debe girar en torno a las nuevas tecnologías, y en ocasiones olvidamos lo realmente importante de la educación, que es que el alumnado aprenda y evolucione de manera positiva. Pues para mí un buen docente, sí debe ser TIC, pero con el significado de estas siglas (Trabajador, Implicado y Comprometido).
8.- ¿Cuál es el gran reto de la Educación en el Siglo XXI?

Actualizarse a los tiempos en los que vivimos. En la sociedad nos encontramos inmersos en una época de cambio en la que la educación ni debe ni puede quedarse atrás. No podemos permitir que existan maestros anclados en el pasado, por lo que el gran reto es la actualización y formación continuada del profesorado en activo. 

Ejemplo: Hace 10 años no existía la cura para ciertas enfermedades que hoy en día sí tienen tratamiento. ¿Qué nos parecería que fuéramos al médico y éste nos dijera? “Es que yo estudié medicina hace 20 años y eso no tenía cura. Lo siento, no puedo ayudarte». ¿Es algo impensable no? Pues lo mismo debería ocurrir en educación, no puede haber en las aulas, maestros anclados en el pasado, ya que los perjudicados son los alumnos. 

No con ello quiero culpar únicamente al profesorado que no se “recicla”, sino quizá también hacer una llamada a las Administraciones y Consejerías responsables de la parte legal y administrativa educativa, ya que deberían liberar y facilitar al profesorado este proceso de formación continúa.
9.- Si tuvieras la varita mágica para cambiar algo en educación ¿qué cambiarías?

El que creamos que en nuestras aulas existen Superhéroes, porque cada niño tiene un poder especial o capacidad diferente al resto de niños y niñas. Que cada niño es diferente, y que  por tanto debemos adaptarnos y creer en ellos y ellas para sacar el mayor rendimiento de sus capacidades. 
Ahora que también me encuentro inmerso como entrenador en el proyecto del Real Oviedo Genuine (Liga de fútbol para personas con más de un 33% de discapacidad intelectual), he comprobado que tengo jugadores que en su día se les denegó la oportunidad de practicar el deporte que ellos querían y por el que soñaban. 
Hoy en día, hemos creído en ellos, les hemos dado una oportunidad y son unos grandes futbolistas. Ojalá algún día esto ocurra en la escuela, que dejemos de ver solo lo negativo de nuestro alumnado, y pasemos a sacar el máximo rendimiento de las capacidades de nuestros chicos y chicas presentes en las aulas, sin olvidar partir de sus intereses ya que no podemos olvidar que la motivación es un factor muy importante a la hora de aprender.
10.- ¿Podrías dejar una frase o pequeño texto para que docentes y futuros docentes se encuentren motivados para apostar por el cambio educativo?

“Un pasito más cerca de la inclusión” que es la frase que siempre me acompaña. Con ella invito no sólo a todos los docentes, sino a toda la sociedad, a caminar y pelear juntos por una inclusión plena, en la que TODAS las personas que componen nuestra sociedad tengan las mismas oportunidades.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *