Hoy me gustaría hablaros de un libro que tenemos hace tiempo en nuestra biblioteca y que teníamos ganas de enseñaros. Se trata de uno de los libros de Cristina Oleby e ilustrado por Jesús Navarro y se trata «Del círculo que se cayó en una camiseta de lunares» o como muchos niños dicen «El cuento de Lorenzo».

Cristina es una grande del Verkami y así lo ha demostrado con sus tres ejemplares publicados a través de campañas de crowdfunding: «Del círculo que se cayó en una camiseta de lunares», «El viaje de Nora» y «Soy una SUPERNIÑA», este último podéis encontrarlo en nuestro blog haciendo click aquí. Además ya es habitual el tándem Cristina-Jesús y es que Jesús hace unas ilustraciones tan cercanas a los más pequeños que hace las delicias de la literatura infantil. 

«Del círculo que se cayó de una camiseta de lunares» nos cuenta la historia de Inés, una niña que lleva una camiseta de lunares en la que vive Lorenzo, un bonito círculo amarillo que un día se cae de esta camiseta y comienza a recorrer el mundo. Lorenzo cree que el mundo está hecho solo de círculos pero a medida que va buscando a Inés va conociendo otro tipo de formas geométricas como es el cuadrado, el rectángulo, el triángulo y el rombo. Además Lorenzo se da cuenta que su lugar no era la camiseta de lunares sino que era otro ¿Quieres saber cuál? Pues sólo tienes que hacerte con el libro para descubrir su final.
Un libro que nos habla de formas geométricas, solidaridad, ayuda, empatía, diversidad y búsqueda de tu sitio en el mundo. Un libro que con las ilustraciones de Jesús nos hace entrar en la historia de un modo que te hace sentir un poco Lorenzo y es que todos los niños en algún momento se sienten Lorenzo porque tendemos a pensar que lo nuestro es lo único normal, como somos nosotros es el resto y cuando nos damos cuenta de la gran diversidad que encontramos en la sociedad nuestras ideas entran en conflicto y es ahí cuando debemos adquirir valores como el respeto y la tolerancia.
Además este libro nos aporta una pequeña guía didáctica con la que trabajar el cuento y en la página de Cristina podemos encontrar un montón de descargables así como una Unidad Didáctica del cuento, si te interesa click aquí

Pero ¿qué más podemos trabajar?

– ¿Qué hacer si nos perdemos? Lo que le pasa a Lorenzo nos puede pasar a cualquiera, todos nos hemos perdido en algún momento y deberíamos enseñar a los niños/as que esto no es algo malo sino algo que puede ocurrir y debemos saber como actuar. Lorenzo nos enseña que debemos preguntar para encontrar el camino correcto para llegar a casa pero también tenemos que enseñar a los niños/as que no debemos preguntar a cualquiera. Este libro nos abre la posibilidad de trabajar algo muy útil para todos. 

– Formas geométricas. El eje central del libro son las formas geométricas y es que con ayuda de un pequeño círculo llamado Lorenzo y de un modo muy divertido vamos a descubrir que los cuadrados tienen los cuatro lados iguales, que los rectángulos tienes los lados iguales dos a dos, que los triángulos tienen tres lados y tres vértices e incluso conoceremos el rombo. A través de la comparación podemos ir conociendo estas formas geométricas y así con diferentes técnicas como la estampación o el collage podremos crear dibujos, copiando de imágenes o de forma libre, con formas geométricas: una casa, un pollito, una mariposa…
También podríamos hablar sobre elementos del entorno que tienen estas formas, por ejemplo el cuadrado los cuadros, las mesas, los manteles o el triángulo los tejados de las casas, las señales, etc.

– ¿Qué es el sol? A partir de la elección de Lorenzo de ser el SOL podemos trabajar con los niños qué es el sol, por qué es tan importante, por qué le llamamos Lorenzo (algo típico en España), qué debemos hacer para cuidarnos del sol, etc. 

– Diversidad. Si algo nos enseña Lorenzo es que todos somos diferentes pero iguales, todos necesitamos en algún momento ayuda, un empujoncito o una explicación, todos a pesar de tener diferente forma, color o gustos lo único que necesitamos es sentirnos nosotros mismo y llegar a querernos como somos. Este libro es lo que nos aporta, que la diversidad enriquece, que debemos aprender de las diferencias y sobre todo que debemos respetarnos y querernos como somos.
– Búsqueda de tu lugar. Lorenzo se cae del que creía que era su lugar y mientras buscaba volver se dio cuenta que su lugar era otro. Esto nos pasa a todos y por eso no deja una gran enseñanza y es que a veces un resbalón, un momento de mala suerte o algo negativo de nos pase, como puede ser que te caigas de tu camiseta de lunares, nos puede estar abriendo la puerta de algo grande como le paso a Lorenzo. Lorenzo paso de ser un lunar más en la camiseta de lunares a ser el Sol que todo lo ve y que a pesar de esta solo nunca sentirá esa soledad porque lo tiene todo a sus pies. Una bonita historia que nos muestra el dicho de «El que la sigue la consigue» porque Lorenzo ya brillaba en la primera imagen cuando estaba en la camiseta pero todavía no se había dado cuenta.

– Ayuda y solidaridad. Lorenzo no hubiese llegado a donde estaba sin un poco de ayuda por parte de las figuras que se va encontrando y es que la vida es así, aprendes a lo largo de ella y con un poco de ayuda puedes llegar a donde quieras llegar. Lorenzo nos enseña que no hay nada más bonito que la colaboración, que pedir ayuda y que te la den y que la gente muestre empatía contigo y tu con ella. Esto es algo que a veces se nos olvida con nuestros pequeños en esta la sociedad de la competencia, una sociedad en la que tienes que ser el mejor sino no llegarás a lo que quieres y para ello hay que ser egoísta, una sociedad que se está olvidando del sentimiento de pertenencia a un grupo, se está olvidando de valores como la solidaridad o la ayuda y esto Lorenzo nos lo enseña a lo largo de todo el libro. 
– Busca y encuentra. Si algo tiene este libro además de valores y cosas bonitas es que nos puede ayudar a desarrollar la atención y la percepción visual con todos los elementos que tiene para jugar a Busca-Encuentra: figuras geométrica, flores, insectos… Y además podemos desplazarlo al aula o al entorno y buscar esas figuras geométricas en el entorno que nos rodea. 

Una actividad que me encanta con este libro es la posibilidad de representarlo con títeres creados por nosotros, en este caso es una actividad muy viable porque al tratarse de figuras geométricas son títeres que pueden crear nuestros pequeños sean de 3 o 5 años. Esto nos ayudará a trabajar varias capacidades como son: el conocimiento lógico-matemático con las figuras geométricas, la expresión plástica con la creación de los títeres, el lenguaje oral con la dramatización de la historia, el lenguaje musical porque podemos ponerle efectos especiales con sonidos, el conocimiento del entorno porque elaboraremos todo con objetos reciclados y elementos que nos rodeen, etc.

No hace falta mencionar que es un libro con infinitas posibilidades y con mucho que aportar al público infantil ya que de un modo divertido y haciendo a los niños sentirse un poco Lorenzo aprenderemos muchas cosas útiles para la vida. 

Si quiere adquirir este u otros libros de Cristina Oleby lo tienes fácil ya que cualquier librería tiene o puede conseguir estas joyas, puedes hacerlo a través de su página web (click aquí) y además puedes adquirirlos con unos packs muy chulos para regalar. Una joya entre el gran cofre del tesoro que está creando Cristina con sus libros publicados a través de campañas de Crowdfunding.


+ INFO:
Título: Del círculo que se cayó de una camiseta de lunares
Autor/a: Cristina Oleby
Ilustrador/a: Jesús Navarro
Editorial: Autopublicado
ISBN: 978-84-608-3985-9

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *