El 17 de mayo es el Día de Internet, es un día impulsado por la Asociación de usuarios de Internet y por la Internet Society. Este año se centra en el empoderamiento digital, es decir, cómo la tecnología mejora la vida de las personas, especialmente aquellas que se encuentren en riesgo de exclusión social. 

Las Nuevas Tecnologías se están convirtiendo en una herramienta muy importante en las aulas, esto implica que los docentes debemos tener una formación en este área así como adaptarnos a ese nuevo enfoque educativo más centrado en el alumnado.

Además de todo esto es necesario que el espacio educativo esté correctamente equipado con Pizarra Digital, ordenador, proyector… Porque estas nuevas tecnologías deben utilizarse como objeto de aprendizaje y como medio o apoyo para el aprendizaje, convirtiendo esas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC)  en Tecnologías del Aprendizaje y el Conocimiento (TAC).

Pero no debemos caer en el error de centrar el aprendizaje solo en lo tecnológico ya que nos está rodeando una sociedad empantallada que no ve más allá de las Nuevas Tecnologías e incluso está perdiendo importancia la relación interpersonal, centrándose ahora en la relación virtual.

Hace tiempo conocí a un docente defensor de la educación inclusiva y las nuevas tecnologías, el cual en su blog aporta información y da consejo sobre su forma de educar. Santiago Moll (@smoll73) es el autor del blog «Justifica tu respuesta» y del libro «Empantallados» que se centra en todo lo anterior. 
Para celebrar el Día de Internet me parece una buena recomendación «Empantallados», para que docentes y padres tengan una visión real sobre la educación y la situación actual que rodea a nuestros pequeños y jóvenes, la que hace que vivan rodeados de pantallas. Este autor no muestra diferentes alternativas para conseguir una educación de calidad en torno a la realidad digital con la que nos toca convivir.
Santiago Moll habla desde la experiencia que vive cada día en las aulas en las que él decidió acompañar el proceso enseñanza-aprendizaje con las nuevas tecnologías para tomar a sus alumnos como los verdaderos protagonistas aportándoles espíritu crítico y responsabilidad digital.  Además podéis adquirir una muestra gratuita en Amazon para haceros una idea de lo que quiere transmitir este autor.
Centrándome en el libro «Empantallados (Cómo convivir con hijos digitales)» cabe decir que quien mejor nos define este libro es su propio autor en su blog, nos va presentando el libro capítulo por capítulo para engancharnos y que tengamos ganas de seguir leyendo. Este libro está escrito con un lenguaje cercano a los alumnos, con términos propios de nuestros pequeños y jóvenes lo que deja en evidencia la cercanía de Moll con sus alumnos. 

El objetivo de Santiago Moll es aportar orientaciones y consejos a familias y docentes en torno a las TIC, intentando alejar esa perspectiva negativa para conseguir que las tecnologías sean una herramienta perfecta para motivar al alumnado y entiendan las aplicaciones reales de las tecnologías en la vida cotidiana.

«Empantallados» no es un simple manual sobre las TIC sino que se trata de un libro cercano para familias y docentes, por su toque de humor e ironía basados en la propia experiencia del autor. Este libro se centra en la propia biografía del autor desde su adolescencia, en una época menos «tecnologizada» hasta la vida adulta en la era de la tecnología.

De igual modo este autor da una postura positiva de las nuevas tecnologías en la educación, defendiendo el uso seguro y responsable de las mismas y construyendo de este modo ciudadanos actualizados, formados y comprometidos. Robando las palabras del propio autor en el inicio del libro: «Empantallados nace como una ventana abierta de par en par al mundo digital, a la educación digital. Una ventana a la que cada día y a todas horas niños y adolescentes se asoman desde sus hogares y centros educativos mediante sus dispositivos electrónicos con los que se desconectan del mundo real para, si me permitís la expresión, ‘empantallarse’ en su mundo virtual.»
Me quedo con esta imagen «La tecnología no es mala, lo malo es no saberla usar», los excesos son malos para todo incluso para la educación si nos excedemos con el uso de la tecnología, pero sabiendo usarla de la manera correcta. No olvidemos que nuestros pequeños han nacido en la era digital y por ello debemos adaptarnos a su situación, ya que queremos crear aprendizajes para la vida y de no ser así iríamos hacia atrás como los cangrejos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *