Hace poco caí sin querer y de rebote en este libro. De primeras pensaba que estaba enfocado a niños y niñas, pero cuando me dispuse a abrirlo me di cuenta que además de ser fabricado por y para los niños/as también nos habían tenido en cuenta a nosotros, docentes y padres


Cuentos para educar la Inteligencia Emocional

 – Clara Peñalver y Sara Sánchez  

Se trata de un manual perfecto que nos permite entre otros:
  1. Comprender las emociones propias y las de los otros con el objetivo de desarrollar la Inteligencia emocional.
  2. Crear cuentos adaptados a cada emoción que queramos trabajar a partir de las “pequeñas mentes de colores”.
  3. Desarrollar la creatividad.

Cuando te adentras en este manual empiezas a ver de un modo sencillo como trabajar la Inteligencia Emocional. Clara Peñalver nos muestra cada emoción asociada a una “mente de color” y nos va poniendo delante las herramientas para crear cuentos. Este libro nos aporta varias historias ya creadas que podemos utilizar para contarlas o para crear las nuestras propias.
Nos encontramos con cuatro pequeñas mentes de colores, os dejo el enlace al video en el que nos lo explica la autora:
Clara Peñalver nos habla además del método “La Habitación Sellada” que busca crear un espacio mental en el que haya cabida para la creatividad y para la utilización de los conocimientos previos para potenciar los conocimientos futuros, es decir, es una herramienta para facilitar a cada persona (niños, jóvenes y adultos) la búsqueda de su mejor modo de escribir apoyándose en sus virtudes y teniendo presentes sus puntos débiles.
Este método explicado por la autora es: Un método con el que se me ocurrió meter el proceso creativo de una historia en el interior de una habitación y, una vez dentro, usar el suelo como nexo con la realidad, el techo como vínculo con la imaginación y las paredes, como las distintas partes de una historia… Cuatro lienzos en blanco dedicados a los personajes (primera pared), la trama (segunda pared), el entorno (tercera pared) y el desenlace (cuarta pared). En definitiva, lo que hice fue encontrar la forma más eficaz y divertida posible para empezar a escribir con calidad. Lo más chulo del método es la creación de personajes usando cuatro colores básicos.”
Un libro genial para mayores y pequeños. Los mayores aprenderemos a crear cuentos creativos adaptados a nuestros pequeños y los pequeños disfrutarán al verse reflejados en cualquier personaje inventado e incluso inventando su propia historia.

No os cuento más, sólo decir que no tiene desperdicio. Busquen, lean y a disfrutar fabricando vuestros propios cuentos emocionales.

«Educar la mente sin educar el corazón, no es educar en absoluto»
– Aristóteles – 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *