Desirée Acevedo sigue creando historias y en este caso viene acompañada de un texto de Nacho Terceño editado por Acualetras Editorial. Hoy os presento ¡Podridos! un libro que nos enseña que la constancia y la persistencia nos hace estar más cerca de nuestros sueños. 

La historia comienza cuando los Gómez se dan cuenta que sus tomates no llegan frescos al mercado y todo el mundo se mete con ellos, les decían «¡Podridos!». Marta y Andrés tienen que buscar un remedio porque tienen unos tomates «rojos, ricos, grandes y apretaos» y es una pena que no lleguen con esas características al mercado. Lo intentan de todas las maneras posibles pero todo ocurre cuando menos se lo esperan y de la manera más fortuita ¿quieres saber cómo logran llevar los tomates en perfecto estado al mercado? A veces las cosas llegan, sólo hay que saber esperar.

Una historia divertida en la que podremos ver que las críticas deben tener argumentos y si no lo tienen hay que buscarlos, no podemos criticar una situación si no sabemos lo que hay detrás. Los Gómez se habían sacrificado mucho para poder llevar sus tomates y  se metían con ellos porque no se ponían en su lugar, les faltaba empatía. 

Con este precioso libro podríamos ver cómo afecta el paso del tiempo a las cosas, cómo la comida se estropea, las personas envejecen, las cosas pierden sus características. Además podemos ver como la historia sigue una secuencia repetitiva que a los niños les resultará gracioso repetir: «ROJOS, RICOS, GRANDES Y APRETAOS».

Algo precioso es ir encontrando pequeños detalles literarios como la ballena que se tragó a Gepetto del cuento de Pinocho, el castillo que se abre con las llaves que están en el fondo del mar, El secreto de la vida de Óscar Wilde y el zapato de cenicienta enterrado o una mano cogiendo tomates con las uñas pintadas de colores que nos hace pensar en «¡Viva las uñas de colores!» de Alicia Acosta. De igual modo podemos encontrar guiños artísticos como las latas de tomate de Andy Warhol o Los granjeros de Grant.
Este es el libro de los guiños y pequeños detalles porque también encontraremos uno político, un guiño a la sociedad actual donde nos caracterizamos por juzgar a alguien de rojo o conservador cuando existen términos medios. Parece que en España cuando escuchamos una mínima opinión, sin saber como piensa realmente, debemos catalogar si esa persona está en un bando u otro. Guiño que los niños no apreciarán pero el adulto que lo lee le hace un click en la mente. 

Nacho y Desirée no dan puntada sin hilo y al final del libro nos dejan una lista de curiosidades de los tomates muy útiles para trabajar y dialogar en el aula. Como podéis ver es un libro completo y si os digo la verdad super útil si vais a trabajar el proyecto del tomate o el huerto, yo tengo en mi programación un tema similar y me lo voy a llevar porque me parece maravilloso. 

¿QUÉ MÁS PODEMOS TRABAJAR?

Autoestima. El libro nos habla de persistencia, del poder de ignorar las críticas y centrarnos en nuestros objetivos, la historia nos enseña que las críticas no tienen que afectarnos y tienen que hacernos más fuertes para seguir. 

Resolución de problemas. En el momento en el que leemos la historia podríamos parar antes de desvelar el final y dialogar sobre cómo podríamos ayudar a los Gómez para llegar al mercado con los tomates en perfecto estado: Medios de transporte rápidos, neveras e incluso soluciones locas y creativas como el teletransporte, pócimas mágicas. La intención es ser creativo y darle un giro a la historia.
Ubicación en un mapa. Al principio del libro aparece un mapa un poco loco que nos puede ayudar a desarrollar nuestra imaginación pero también nos ayuda a ubicarnos y trabajar conceptos espaciales como a la derecha, a la izquierda, encima, debajo, dentro, fuera… Digo que es un mapa loco porque encontramos lugares disparatados como el quinto pino, El río pornollorar, la ballena que se trago a Gepetto o el monstruo del Lago Ness haciendo turismo. 

Lógico-matemática. Tras leer esta historia y con la posibilidad de traer diferentes tipos de tomates al aula podríamos trabajar nociones lógico-matemáticas como el peso, el tamaño o el uso de la balanza. Podemos trabajar los conceptos más, menos, igual, por ejemplo veremos cómo varios tomates cherry pesan lo mismo que un tomate corazón de buey.

Expresión plástica. Siempre que trabajo un cuento me gusta realizar una actividad plástica porque es algo que les encanta y les ayuda a desarrollar una parte del intelecto muy olvidada: imaginación, creatividad, toma de decisiones. Si le proponemos a los niños traer diferentes tipos de tomates para cortarlos al medio y estampar con ellos nos podría quedar una actividad muy chula, con obras de arte de categoría y mucho aprendizaje por medio: diferentes tipos de tomates, diversidad, pintura y mucha diversión. 

Imagen extraída de www.http://migrimorioescolar.blogspot.com
Conocimiento del entorno. Algo precioso en los colegios actuales es la posibilidad de disponer de un huerto donde plantaremos diferentes verduras, en este caso es el turno de los tomates. Si no se diese el caso de tener huerto podríamos hacerlo con una planta de tomate en una maceta y con ello trabajamos el ciclo vital de las plantas, los cuidados, los beneficios que puede tener el tomate (alimentación, estética), los tipos de tomates, entre otros. 

Gastronomía. Cómo podemos encontrar el tomate (en bote, natural, seco) o cómo lo hemos comido (frito para los macarrones, en ensaladas, relleno, al horno). Podríamos crear un recetario tomatero, con nuestras comidas tomateras favorita, esas que nos hace nuestra familia en casa. Una actividad en la que deberá implicarse la familia (algo muy necesario en la educación actual) y con ello practicaremos las partes de una receta, favoreceremos la expresión oral y escrita, el pensamiento lógico-matemático (medidas), conocimiento cultural (recetas típicas), entre otras. Como podéis ver una actividad que favorece todas las inteligencias múltiples estudiadas por Howard Gardner.

Pararé aquí porque se me ocurren un millón de actividades para trabajar con este libro, un libro que de primeras crees que no tendrá mucha chicha y descubres que es uno de los que más juego te ha dado hasta ahora. Un libro perfecto para reírnos e improvisar unas bonitas actividades. Quizás si no te gusta el tomate y empieza a gustarte a partir de ahora  gracias a los Gómez.

Si te ha gustado este libro y quieres adquirirlo puedes hacerlo solicitándolo en cualquier librería presencial y online. 

+ INFO:

Título: ¡Podridos!
Autor/a: Nacho Terceño

Ilustrador/a: Desirée Acevedo
Editorial: Acualetras Editorial
ISBN: 978-84-948601-2-6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *