A veces sin querer hacemos descubrimientos que nos da mucha rabia no haberlos hecho antes, en este caso nos ha pasado con José Carlos Andrés, ya que cada cuento que descubrimos de él es mejor que el anterior, José Carlos es autor de cuentos como «El circo de los cuentos», «La bruja Pocha» o «El capitán cacurcias», entre otros (Si quieres saber más click aquí).

En este caso os traigo «Pollosaurio», una novedad editada por Ediciones Jaguar e ilustrada por Dani Padrón , se trata de un libro que trabaja uno de los temas de mayor actualidad educativa, por desgracia, y que es el acoso escolar o bullying

Cuando abres el libro, ya en las guardas, ves que el pollito (protagonista del cuento) no va a pasarlo precisamente bien, acompañan unas imágenes en blanco con unos grandes gallos persiguiendo al pollito con cara de miedo, esto se ve solucionado en la guarda del final ya que al final de la historia el miedo ha desaparecido por completo. 

Llito es nuestro protagonista y es un pollito grande, fuerte y sobre todo feliz, pero esto no había sido siempre así. Antes de convertirse en el Pollosaurio que era en la granja, los gallos, las gallinas y un grupo de pollos se metían mucho con él y es que Llito no cantaba como los primeros, ni ponía huevos como lass segundas y encima era calvo, no tenía cresta como los pollos. 

Llito estaba tan, tan triste que no quería ir a ningún sitio ya se había acostumbrado a sufrir burlas y picotazos, hasta que su mamá se enteró de todo y entonces con ayuda de los animales más valientes de la granja le dieron una lección a Llito. Vacagrande, Perropastor, Cabraloca y Ovejaaaa, consiguieron transformar a Llito en un gran Pollosaurio y cuando le vieron el resto de animales no pudieron evitar llevarse un susto de muerte.

Lo más importante del cuento está en que finalmente en la granja deciden dejar de burlarse unos de otros, que con un bonito gesto de la persona indicada cobras la suficiente autoestima como para plantar cara sin hacer daño a nadie y que simplemente utilizando tus palabras puedes conseguir grandes cosas, por que así fue como Llito consiguió que le respetasen, dando igual que vaya vestido de Pollosaurio y o que sea él mismo, un pollito. 

No quiero contaros más porque es mejor que descubráis el interior, pero básicamente este libro nos enseña la necesidad de respetar a los demás para evitar el sufrimiento, la importancia de confiar en nosotros mismo para tener la suficiente autoestima que nos permita sentirnos seguros y cómo teniendo la confianza en mamá y papá, en los profesores o en tus amigos puedes salir airoso de un problema como puede ser el bullying. 

Las ilustraciones de Dani Padrón son sencillas sobre fondo claro pero muy expresivas, llenas de amor y mensajes para todo aquel que lea el libro, solo con mirar al pequeño Llito de la portada ya tienes ganas de achucharlo y ayudarle con todos sus miedos.
Este cuento podríamos trabajarlo a partir de los 3 años dándole diferentes puntos de vista dependiendo lo que queramos fomentar: el respeto por el otro, la confianza en los adultos como gran apoyo frente a momentos de frustración o la confianza en uno mismo. 

Algo que me encanta en este cuento es que el elemento gafa, que normalmente es algo que los niños ven como negativo, en este caso en vez de penalizar o ser algo malo es algo que le da un superpoder a Llito, le hace los ojos más grandes y tiene aspecto de ser más fuerte con ellas. Esto puede ayudar a los peques que las lleven puestas y les cueste aceptarlo a sentirse un poco mejor con ellos mismos. 

Pero ¿qué más podemos trabajar?

– Los animales de la granja y sus ruidos. En las escenas del libro aparecen animales típicos de la granja como gallos, gallinas, pollitos, el perro, la vaca, la cabra y la oveja. Además en varias de las páginas tenemos que imitar los ruidos que hacen, así si trabajamos este libro con niños de 2-3 años puede servir para trabajar la asociación ruido-animal. 

– Los estampados. Las gallinas y los gallos llevan diferentes estampados en sus jerséis y corbatas, estampados como rayas, lunares o estrellas, esto puede ayudarnos a aprender elementos como las líneas, los círculos, las estrellas y aprender a dibujarlos para adornar diferentes elementos que vayamos creando cuando trabajemos la expresión plástica.

– Las figuras musicales. A lo largo de las páginas aparecen las diferentes figuras musicales (redonda, negra, corchea, semicorchea) esto podemos utilizarlo para trabajar el lenguaje musical y que los niños aprendan a representar la duración de los sonidos con ellas. Dependiendo de la edad será de una manera más sencilla (sin contar tiempos, sólo una duración mayor o menor) o más compleja (sabiendo asociar un tiempo a la negra, dos a la blanca, cuatro a la redonda). 
– El conteo y comparación de cantidades. Suele ser ya habitual encontrar elementos que contar en los cuentos y es que a los niños les cuesta mucho menos hacerlo como juego a la hora de contar un cuento. Por este motivo podemos contar a través del cuento figuras musicales, estrellas, lunares, huevos y comparar en que página hay más o que gallina tiene más huevos en la mano, etc.  
– Reciclaje para crear disfraces. En el cuento los animales valientes de la granja elaboran un disfraz para Llito con materiales reciclados, de este modo podemos trabajar la idea de reciclar, alejando un poco el consumismo, los animales no fueron a comprar el disfraz se lo hicieron con elementos que tenían en la granja. Utilizando esta idea podríamos crear unos bonitos disfraces de pollitos en el aula con guantes de goma para las patas y la cresta, el cuerpo con una bolsa de basura amarilla y el pico creado por los peques con cartulina 

– Emociones como el miedo o  la vergüenza. Llito sufre miedo por las burlas y la forma que tenían de tratarle pero también sufre vergüenza por sentirse inferior (no cantar, no tener cresta o no poner huevos). Son dos emociones que a los niños pequeños les cuesta mucho exteriorizar, hablar de ellas, aunque las sufren a menudo, por ello es importante enseñarles que no es malo sentir miedo ni vergüenza aunque lo importante es saber superarlo. Tenemos un montón de emocionómetros para trabajar esto pero creo que  estos cuentos con doble lectura pueden ser más útiles y poniéndose en la piel de Llito se sienten más identificados. 
Sinceramente no hemos quedado enamoradas de Llito y es que con tanto amor y tanto valor a conseguido sacar la mejor versión de sí mismo. Ya lo decía Einstein «Si quieres resultados distintos, no hagas siempre lo mismo» y eso ha hecho Llito sacar lo mejor de él y de todo aquel que lo lee. 

Si quieres comprarlo solo tienes que buscarlo en amazon, cualquier librería o a través de la propia editorial (click aquí)


+ INFO:
Título: Pollosaurio
Autor/a: José Carlos Andrés
Ilustrador/a: Dani Padrón
Editorial: Ediciones Jaguar
ISBN: 978-84-16434-86-2

2 comentarios en «Pollosaurio. Un pollito valiente»

  1. José Carlos Andrés dice:

    Es la mejor reseña que he leído de un libro. Se nota que sabes sacar todo el jugo a un cuento, pero no solo eso, sabes ENSEÑAR a los demás lo que hay dentro del cuento. Maravillosa reseña. Muchas gracias.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *