Ya os he hablado sobre el temario, sobre métodos de estudio, sobre los imprescindibles para estudiar una oposición y sobre el bolígrafo que utilizo. Hoy tiene el turno de palabra el maravilloso mundo de los supuestos. Es oír la palabra supuesto y algunos ya os echáis a temblar pero no es para tanto y quiero demostrarlo en este nuevo post.

¿Cómo debo tomármelo?

Debes tomártelo como algo práctico, algo que sabes hacer, algo que haces cada día o harás cada día. Debes ponerte en situación, visualizar el caso que te ponen y pensar como actuarías. Lo más importante es que te tomes 5 minutos para pensar qué te están pidiendo, qué vas a decir y cómo lo vas a organizar.

Deberías tomártelo como algo personal y desarrollarlo tal y como tú lo harías, proponiendo de manera ordenada recursos (materiales y personales), actividades, forma de trabajar, agentes educativos y siempre sin olvidar elementos curriculares (objetivos, contenido y criterios). Si te toca un supuesto en el que no piden un desarrollo curricular como una Unidad, un taller, un proyecto o una salida, te tocará buscar en las herramientas que tienes: el temario y la legislación. Es muy difícil saber que va a caer y por eso es muy difícil practicar algo concreto pero si manejas las leyes, tienes claro el temario y te has empapado de actividades, recursos, innovación y cosas diferentes, lo tendrás CHUPADO.

¿Qué no debe faltar NUNCA en un supuesto?

Por mi corta experiencia en oposiciones hay varios elementos que no deben faltar en el desarrollo de un supuesto. 

El tema principal del supuesto o el que tú crees que es el tema, en un mismo supuesto puede haber varios temas a desarrollar y todas igualmente válidas. Es importante responder a lo que piden y no irse por los cerros de Úbeda, ser concisos, claros y coherentes. 

Legislación. Esto quizás es lo que más dolor de cabeza nos da pero es uno de los elementos más importantes, sino sabes ubicar el tema en la legislación estarás un poco fastidiado. Es importante que sepas ubicarte en la legislación actual (Ley Orgánica, Reales Decretos importantes, Decretos de la comunidad, Resoluciones, Órdenes o Instrucciones…) Dependiendo del tema tendrás una legislación más importante que otra, si el tema va sobre diversidad no me pongáis la legislación sobre instalaciones del centro educativo o si te piden una evaluación no me pongáis sólo el Decreto, cada tema tiene su legislación concreta y podréis encontrarla en cada página de la Consejería de Educación de tu Comunidad.

Como bien os había dicho en las redes os dejo por aquí mi portada para la legislación, yo la imprimí en tamaño A5 pero viene para imprimir en cualquier tamaño. Si quieres descargar la portada click en la foto y te saldrá un PDF para la descarga.
Autores. Siempre tenemos que buscar autores que avalen lo que estoy defendiendo, tanto para tema como para supuesto es importante mencionarlos. Ahora bien, no quiere decir esto que en cada párrafo metáis citas de autores o cosas que han dicho porque el tribunal necesita ver vuestra postura, la postura de esos autores quizás ya la conozcan y estarán hartos de leerla u oírla. Siempre busquemos límites y puntos medios.

Innovación. Es muy importante mencionar temas innovadores relacionados con el supuesto que vas a desarrollar, con innovador me refiero a esas personas que están destacando en la actualidad porque hacen algo distinto, esas metodologías fuera de lo común que nos encantan o esas formas de trabajar peculiares que puedan servirnos a la hora de defender lo que vamos a exponer.

Introducción y Conclusión. Estas dos partes son primordiales a la hora de desarrollar cualquier examen escrito de desarrollo, debemos saber introducir y concluir. La introducción debe explicar sobre lo que vamos a hablar y cómo lo vamos a organizar y la conclusión yo la suelo utilizar para meter cosas que se me han ido olvidando o para concluir de forma impactante con una reflexión. No hace falta que sean especialmente largas ni especialmente cortas, di lo que creas que tienes que decir. 

Muestra quién eres. Debemos tener algo claro en el momento en el que nos disponemos a opositar y es que debemos enseñar quienes somos, debemos dejar nuestra seña de identidad para ganarnos al tribunal, debemos ser distintos y no caer en lo típico y aburrido que dicen todos los temarios y libros tradicionales de oposición. Tampoco quiero deciros que os paséis porque como siempre os digo el tribunal lo forman 5 personas muy distintas, unas muy innovadoras otras menos, debemos ser cautos pero si dejar claro quiénes somos, qué queremos cambiar con nuestro trabajo, qué nos parece importante y por qué estamos aquí. 

¿Qué más puedo hacer?

Desde mi punto de vista disponemos de tres herramientas clave para estar preparado antes los supuestos:

– Manejar a la perfección temario y legislación
Leer muchísimo sobre diferentes temas: diversidad, evaluación, recursos… Ahora con las redes sociales lo tenéis muy fáciles.
Empaparte de supuestos de otras convocatorias. Existen páginas como oposicioninfantil.com que comparte un montón de recursos sobre todo lo que rodea a la oposición. En ella encontré un documento con una recopilación de supuestos e información sobre la resolución de los mismos. En este caso son de Educación Infantil que es mi especialidad pero buscad en Google y aparecerán un montón. 

Si queréis acceder a la información sólo tenéis que dadle click en la imagen
Intentad confiad en todo lo que sabéis que seguro que no es poco, confiad en que los que lleváis mucho tiempo estudiando sois vosotros, confiad en que este es el año y saldrá como tiene que salir. Espero que os haya sido de ayuda y como siempre os digo: FUERZA, CONSTANCIA, ÁNIMO, AGUANTE Y ADELANTE.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *