Cada día vemos que el teatro es algo que cautiva a los niños, a pesar de tener una larga vida, miles de años de vigencia, el teatro se trata como algo innovador y que gusta en el aula.
El teatro es la poesía que se levanta del libro y se hace humana. Y al hacerse humana, habla y grita, llora y se desespera.
– Federico García Lorca –


En la gran mayoría de los centros el teatro es el broche final para las funciones de navidad o de fin de curso pero debería convertirse en una actividad que trabajásemos en el aula a diario.

El teatro es una gran herramienta para el aula que conecta a los más pequeños con el mundo artístico y les abre la mente y la sensibilidad estética. Con el teatro los niños se emocionan, se sorprenden, se ríen, lloran, aprenden a comprender diferentes visiones… Se puede decir que el teatro abre la ventana del conocimiento y al mundo de la literatura, la música, la danza y todas esas expresiones artísticas que a ellos tanto les gustan.
En la actualidad vemos como los más pequeños pueden pasarse horas viendo la televisión, jugando a la consola o al ordenador. El teatro podría ser una alternativa para que los niños ocupen su tiempo libre en actividades saludables, didácticas y lúdicas.

Pero, ¿qué nos desarrolla una actividad como el teatro?
En primer lugar nos sirve como refuerzo a tareas académicas como la lectura, así como favorece el desarrollo del lenguaje, el arte y la historia.
Es una gran herramienta de socialización, ayudando a aquellos que presentan dificultades de comunicación. Además mejora la atención e inculca valores promoviendo la reflexión y motivando el pensamiento.
Por otro lado desarrolla el uso de los sentidos, estimula la creatividad y la imaginación ayudando a que no pierdan la fantasía.
Cuando hablamos de hacer teatro o realizar actividades teatrales no solo nos basamos en obras de teatro, existen actividades como el juego dramático en le aula, juegos de mímica, todo aquello que desarrolle la expresión corporal. Ellos son los responsables de crear, inventar, participar y colaborar en grupo.
En actividades teatrales trabajamos el desarrollo psicomotor, la danza y el ritmo, la voz, la capacidad de hablar en público y transmitir, pero no debemos olvidarnos que el teatro no sólo sirve para crear actores sino para divertirse y adquirir conocimientos y capacidades a través del juego.
Por todo esto si queréis conocer juegos teatrales para realizar con los niños pinchar aquí y veréis como Juegos Malabares nos da ideas de Susana Beltrán para enseñar teatro a los niños.

Otro recurso que podemos encontrarnos son las canciones para dramatizar y bailar, por ello os dejo un recurso de Noawis
El teatro no puede desaparecer porque es el único arte donde la humanidad se enfrenta a sí misma 
– Arthur Miller –

¡Se cierra el telón!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *