Vamos con un poquito de retraso en las reseñas pero siempre vale más tarde que nunca y más cuando se trata de joyas como la que traemos hoy. Hoy os enseñamos «Super TOMMY crece» un libro de Valentina Rizzi ilustrado por Arianna Zuppello y editado por Fun Readers Editorial. Un libro que vemos adecuado para primeros niveles de Educación Infantil donde los más pequeños pueden tener ansias o miedo a ser mayor.
¿Qué niño no quiere hacerse mayor? ¿Quién no ha vivido ese momento de «yo ya soy mayor» o «cuando yo sea mayor»? El libro que hoy traemos nos presenta una serie de situaciones en progresión desde que estamos en la barriguita de mamá hasta que somos mayores.

Tommy es un supehéroe pero no un superhéroe cualquiera, es un superhéroe que ha ido aprendiendo poquito a poco sus poderes: dormir, comer, hablar, correr, ir al baño… ¿Sabes cómo la ido haciendo? 
Se ha ido haciendo mayor desde la barriguita de mamá hasta ser más grande que un Superlobo, empezó durmiendo en la barriguita de mamá, pasando por la cuna, la cama de los papis y finalmente durmiendo sólo y soñando grande, lo mismo con la comida primero en la barriguita, luego el pecho y el biberón y finalmente comiendo en la mesa todo lo que le ponen para hacerse el superhéroe que quiere ser y así nos va contando cómo aprendió a hacer pipí y posó sólo, cómo aprendió a correr, cómo empezó a ir al colegio sin tener miedo y cómo papá y mamá también son SUPER.

Este libro nos muestra de una manera sencilla cómo nos hacemos mayores desde la barriguita de mamá hasta ser los adultos que somos, considerando cada hazaña y cada mejora como un superpoder. Si tengo que destacar algo de este libro es el gusto por la sencillez, cómo con frases sencillas hace un recorrido tan amplio sobre el crecimiento de las personas, así mismo este libro termina haciendo un guiño a la diversidad hablando de los superpoderes de otras personas, superpoderes como conducir con superruedas, escuchar con superaparatos especiales o tener dedos mágicos para leer.

Es un cuento precioso para enseñar a los más pequeños que no tenemos que tener miedo a crecer, que mamá y papá van a estar ahí para ayudarnos en todo y que hacerse mayor es genial porque somos como superhéroes y podremos hacer cosas MUY GRANDES.

Las ilustraciones realizadas por Arianna Zuppello son geniales, se tratan de pequeños capítulos que comienzan con una portada que marca de lo que vamos a hablar: colegio, comer, dormir, etc. 

Seguidamente vemos la progresión del aprendizaje del superpoder en fondo blanco y con imágenes sencillas pero claras. 

Para finalizar el capítulo tenemos una MAXIILUSTRACIÓN, la cual visualmente ya nos muestra que esa parte es importante, hacerse mayor es importante.


Una de las ilustraciones que quizás no compartimos o creemos que quizás habría que adaptar según cada niño es la parte de ir al colegio ya que pasa de estar en el vientre de mamá a estar con papá y mamá y luego se queda en casa de los abuelos antes de empezar a ir al colegio. Muchos niños quizás se queden en casa de los abuelos pero otros tendrán niñera o cuidadora o se quedan con papá y mamá o los tíos hasta empezar el colegio. Es un poco específico cuando cada niño tiene su circunstancia puntual.

Como podéis ver es un libro precioso y muy fácil de contar y trabajar ya que el libro en sí ya captará la atención de los más pequeños por las ilustraciones y lo que este libro cuenta. Pero además ¿qué más cosas no ayuda a trabajar esta joyita?

– De donde venimos. Todos los superpoderes comienzan en la barriga de mamá lo que nos da pie a enseñar a los más pequeños de dónde venimos, por qué estamos 40 semanas en la barriga de mamá, cómo vamos creciendo, etc. Es importante tener prudencia ya que muchas familias prefieren contar de otro modo este momento de la vida y prefieren que hasta que no sean mayores piensen que venimos de la cigüeña o la historia de la polinización, por este motivo debemos siempre contar con el apoyo de las familias y del colegio. 

– Tamaños. A lo largo del cuento habla sobre los tamaños comparándolo con diferentes animales, esto nos puede servir para hacer una lista de animales pequeñísimos, pequeños, grandes y enormes y empiecen a tener concepto de tamaño y percepción visual. Puede ser un juego muy divertido para realizar manipulando animales de peluche o fotos de animales y cuatro cajas en las que tienen que ir metiendo los animales para luego analizar si lo han hecho bien o no tan bien. Además podemos poner un medidor bonito para ir midiendo a los más pequeños y que queden registradas sus medidas a lo largo de curso, así podrán ver cómo van creciendo a lo largo del curso, practicando así la unidad de medida, el aumento de tamaño, etc., es una actividad muy divertida y se motivan mucho cuando ven que han crecido. 

– Civismo. Una de las imágenes del libro es un niño haciendo pipí en un árbol y explica que no debemos hacer pipí/popó en cualquier sitio. Este tipo de imágenes suele hacerles mucha gracia y según tengan interioridades las normas dirán que esto se debe o no se debe hacer, así esta imagen nos facilita trabajar este tipo de normas como no hacer pipí en la calle y podemos extrapolarlo a que otras cosas no debemos hacer cómo por ejemplo gritar en la calle sin motivo alguno, no eructar o tirar pedetes en público, no tirar basura al suelo, etc. Esto son ejemplos que a la hora de trabajar con los niños podrían o no salir, ya que cada uno hablará desde su propia experiencia y sus propias vivencias.

– Superpoderes personales. Algo que cuenta el libro son los superpoderes personales de cada niño cómo esos que tienen manos mágicas para leer, niños que caminan con superruedas o esos otros que tienen superaparatos para escuchar, así cada niño podrá hablar de sus superpoderes y podemos hacer una pequeña lista de los superpoderes de los niños del aula, inventándonos así entre todos un nombre de superhéroe para cada uno y preparando un mural con un dibujo personal de «Soy el superhéroe X» o el nombre que ellos elijan ya que con su imaginación saldrán nombres espectaculares como Capitana Invisible, Gigante Veloz, etc. Así podremos hablar de las debilidades y fortalezas de cada uno e intentaremos que interioricen su yo y mejoren su autoconcepto y autoestima.

– Disfraces. Algo que les encanta es lo de disfrazares y si encima hablamos de superhéroes no van a poder evitar querer ponerse el antifaz y la capa. Este libro nos puede lanzar a crear nuestro propio disfraz de superhéroe y podemos hacerlo reciclando materiales, telas que tengamos por casa, bolsas de basura de colores adornadas con cartulinas o pegatinas, podemos hacer muñequeras, antifaces y coronas de cartulina, así trabajaremos el reciclaje, el cuidado del medio ambiente y la toma de decisiones a la hora de crear nuestros propios disfraces. 

– Hablar en público. Una vez creado el disfraz como ya tendremos nombre de superhéroe y nuestros superpoder más importante nosotras haríamos subirse a una mesa o a una silla al pequeño para que se presente y nos cuente quién es y qué puede hacer para ayudar a los demás, así estaremos favoreciendo el habla en público, el poder de la palabra y mejorando su autoestima ya que se sienten importantes en ese momento. 

Como siempre decimos esta sería nuestra forma de trabajar este cuento que no es más que una opción más entre un millón, pero intentamos daros ideas de como sacar el máximo partido. Cabe mencionar que nos ha encantado este libro, una maravilla de ilustraciones y de temas que trabaja, un libro divertido y a la par puede ser un libro de autoayuda para esos pequeños que les cuesta hacerse grandes. 

+ INFO:
Título: Super Tommy crece
Autor/a: Valentina Rizzi 
Ilustrador/a: Arianna Zuppello
Editorial: Fun Readers Editorial
ISBN: 978-84-94441-27-1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *