Lo prometido es deuda y aquí os traigo el post sobre cómo estudiar el temario de oposiciones. Sois muchos/as los que queréis saber cómo me organizo y cómo hago para llegar a Junio con el temario estudiado y quiero mostrároslo aunque no es nada maravilloso y espectacular. ¡Vamos a ello!

Hace tiempo compartí un post con mis 10 imprescindibles para opositar donde podéis encontrar una serie de elementos que yo necesito para ello. Os dejo el enlace aquí por si os interesa. 

Cuando decidimos ponernos a estudiar una oposición, una de las cosas más complicadas es el temario. Mucha gente me pregunta dónde conseguirlo, si es algo cerrado, si se puede elaborar de manera personal… Me gustaría empezar por unos TIPS sobre el temario
El temario en las oposiciones de maestros/as no es un temario cerrado, es decir, 200 opositores podemos presentarnos con temarios distintos y ser válidos. Lo más cómodo es ir a un preparador/academia o comprar el temario porque empezarlo de cero es complicado cuando eres novato y a partir de aquí personalizarlo con tus citas, autores, experiencias, actividades y demás. 

– No seas demasiado moderno ni demasiado tradicional. Esto es muy importante porque no sabes que tribunal te va a tocar, es preferible ser neutral y basarte en lo que dice X autor o X teoría porque aunque no estén de acuerdo está avalado por alguien. Mi temario es de una preparadora muy buena de Asturias y personalizado por mí.

– No hagas un temario muy denso. Mi temario se caracteriza por estar muy relacionados los temas, tengo temas que comparte partes enteras y esto facilita mucho a la hora de estudiar. Daros cuenta que el temario es complejo, hay que estudiar supuestos, programación, si nosotros mismos somos nuestro peor enemigo no iremos por buen camino. Siempre digo que menos es más y es muy necesario que el temario puedas escribirlo en el tiempo estipulado para ellos, que toques todos los apartados, que tenga introducción y conclusión y que sea innovador, tenga autores, legislación, esté bien conectado y sea coherente. 

– Confía en lo que tienes. Una vez tengas el temario te recomiendo no comerte la cabeza con querer modificarlo y cambiarlo a todas horas porque sino será un horror y JAMÁS acabarás de estudiarlo. Haz un buen temario, pásalo a ordenador, hazte un cuaderno de temario y sólo dedícate a estudiarlo. ¿Puedo añadir alguna cita o actividad/metodología/autora nueva? Por supuesto, pero algo que no te cambie el tema por completo porque sino entrarás en bucle y llegará junio con el temario plasmado en el papel pero no en tu cabeza.

Una vez dados estas pequeñas pinceladas, empecemos por cómo nos organizamos para estudiar el temario. Cuando se acerca septiembre siempre me hago un planning para estudiar el temario, me organizo mis apuntes y luego comienzo a estudiar.

– Planning para estudiar. A finales de agosto que ya tengo mi agenda escolar nueva comienzo a organizarme y a estipular objetivos semanales. Siempre cuento con días de descanso, puentes, vacaciones y demás porque yo sólo estudio de lunes a viernes hasta marzo. A partir de marzo y empiezo con lo sábados pero lo domingos JAMÁS estudio. Como dije hace tiempo el descanso es MUY IMPORTANTE.
Cuando empecé el primer año estudiaba un tema a la semana porque le dedicaba mucho tiempo a la programación, ya que no la tenía. Ahora mismo estoy dedícandole 0 minutos a la programación y todo el tiempo a temario y supuestos. Mi semana se organiza en 4 días para temario y 1 día para supuestos y repaso, comienzo los lunes y martes con un tema, miércoles y jueves con otro y el viernes supuestos y repaso. Esta organización no es la mejor, ni la que debería tener todo el mundo, es la organización que mejor me funciona a mí después de 3 largos años estudiando oposiciones.

– Organizar apuntes. Una vez que tengo el planning es muy importante organizar lo que necesitas para estudiar, el caos impide concentrarse y conseguir llegar al objetivo. Yo tengo mi temario pasado a ordenador y cada año lo repaso, añado alguna cita nueva que haya leído, algún libro nuevo que haya salido, alguna metodología que me haya llamado la atención y me voy a la imprenta a crear mi CUADERNO DE TEMARIO. Suelo ponerle una portada bonita y encuadernarlo para que sea más cómo de transportar, ya que no siempre estudio en casa.
Además del cuaderno me organizo mi agenda y mi estuche opositor. La agenda debe tener siempre huecos para organizar las comidas (ya que no vivo con mamá) y huecos para organizar el planning semanal. El estuche debe tener muchos subrayadores, muchos colores y muchos bolígrafos, pero lo más importante debemos estudiar con el tipo de bolígrafo que solamos escribir en el examen para conocernos y que ese día no haya problemas como que te haga daño en el dedo, que no escriba todo lo rápido que te gustaría o que no sea el boli adecuado para ti. Parece una tontería pero a mí me costó un año encontrar mi bolígrafo perfecto (esto se merece otro post).

Otra de las cosas que me gusta preparar es el planning handmade que me hago para el estudio de los temas y las vueltas que le daremos al temario (podéis encontrarlo en el post que hice de 10 imprescindibles para opositar. Click aquí). Como a todo opositor los colores ayudan y motivan por lo que iremos coloreando los recuadros o poniéndoles pegatinas, tal y como veis en la imagen. 

– Comenzamos a estudiar. Los inicios nunca son fáciles y al principio nos cuesta mucho centrarnos, coger rutina, que el cerebro vuelva a coger ritmo. El cerebro es como el cuerpo, los primeros días tendrá agujetas (saturación) y te parecerá que no avanzas, poco a poco irás viendo que el cerebro tiene plasticidad y se va adaptando a tus exigencias.

Para estudiar es muy importante tener en cuenta varias preguntas ¿dónde estudiamos? ¿cuánto estudiamos? ¿qué necesitamos? ¿cómo estudiamos?

¿Dónde estudiamos?

Todos tenemos nuestro lugar en casa para estudiar, la gran mayoría lo llamamos Opozulo y es nuestro rinconcito, donde tenemos todos los apuntes, nuestra zona de confort para estudiar en pijama y donde nos sentimos cómodos porque tenemos a un paso la nevera, el baño y la tele para desconectar un rato. 
Algo importante para mí es combinar los días de Opozulo con los días de Centro de estudios/Biblioteca, el cerebro también se acostumbra a siempre estar en el mismo sitio y es bueno buscar otras alternativas. Es bueno alternar el estudio en diferentes lugares y por eso os lo recomiendo, a mí me funciona muy bien estudiar dos días en casa y tres en el centro de estudios. 

También es muy importante para mí que esté cerca de casa, trabajo y estudio y no puedo perder media hora en irme a la biblioteca de la otra punta, añadido a esto es muy importante descansar e ir al gimnasio y en mi caso lo tengo todo al lado. El deporte como aliado al estudio merece otro post.

¿Qué necesitamos?

Antes de ponerme a estudiar siempre dispongo mis indispensables para estudiar, estos indispensables se componen de una botella de agua y picoteo variado como frutos secos o una fruta (para no levantarnos cada 30 minutos), mi planning de temario donde apunto las vueltas al temario que llevo, un cronómetro, mi estuche con subrayadores y bolígrafos, un puñado de folios, mi carpeta guarda-esquemas y mi cuaderno de temario. Con estos útiles haremos una jornada de estudio perfecta. 

¿Cuánto estudiamos?

Desde hace un par de años estoy estudiando con el método Pomodoro, es un método que me resulta muy útil porque no saturo mi cerebro y me exijo mucho en esas fracciones de tiempo en las que estoy estudiando. 

Este método básicamente consiste en estudiar en fracciones cortas de tiempo con pequeños descansos: el método tradicional dice que durante 25 minutos deberás trabajar concentrado (fuera móvil y tecnología), a esta fracción de 25 minutos se llamará “pomodoro”. Cuando un pomodoro finaliza tendrás 5 minutos de descanso. Después de realizar cuatro pomodoros (o 100 minutos de trabajo), tendrás otro descanso de 15 minutos donde puedes levantarte de la silla, caminar un poco, o hacer cualquier otra cosa lejos del ordenador.

Yo utilizo una técnica un poco adaptada digamos que utilizado el método «Taniodoro» (por si alguien no lo sabe me llamo Tania). En mi método personal estudio durante 40 minutos y descanso 5, cada 4 «Taniodoros» descanso 20 minutos. Normalmente en mis descansos aprovecho a levantarme a estirar las piernas, si estoy en casa me tomo un té o unos frutos secos, hago la cama o cualquier cosa que requiera sólo 5 o 20 minutos. 
Es importante deciros que esta técnica no es la mejor y no funciona con todo el mundo,  deberíais de probarla como hicimos nosotras y si funciona adelante. En mi caso he creado hasta una lámina de check de pomodoros en el que ir marcando cuántos haces y cuánto tiempo has estudiado cada día, la podéis encontrar en el post sobre imprescindibles que antes mencioné (Click aquí), soy bastante tradicional y utilizo cronometro y está lámina. También existe una serie de aplicaciones para el móvil que te contabilizan los pomodoros pero como intento distanciarme del móvil cuando estudio intento no utilizarlas, algunas de ellas son: Brain Focus, Forest o Tomato timer

¿Cómo estudiamos?

Nos adentramos en el meollo de la cuestión y lo que más me soléis preguntar ¿cómo lo haces? ¿cómo estudias? ¿cuál es tu método? Además de utilizar el método pomodoro estudio de una manera bastante tradicional, es decir, no os voy a dar la fórmula secreta de la memorización de temas.

Como ya os dije antes me preparo un Cuaderno de Temario realizado a ordenador, impreso y encuadernado y es de este cuaderno del que parto para estudiar. Comienzo con cada tema subrayándolo en el Cuaderno de Temario, posteriormente estudio escribiendo y me dedico a realizar un resumen de este tema, un resumen del resumen y un esquema de este último. Este esquema será con el que repase y tendrá todo lo indispensable para recordar cada parte del tema. Este procedimiento me lleva dos días con cada tema y a partir del último resumen y el esquema organizo los repasos.
Todo este proceso más o menos me lleva desde Septiembre hasta las vacaciones de navidad y tendría todo el temario estudiado, a excepción de los 3 temas de leyes (11, 13 y 14 en el caso de infantil que es lo que yo estudio), esos tres temas los estudio en mayo normalmente, son demasiado densos para memorizarlos en diciembre. 

Como os dije antes puentes, festivos y fines de semana no hago nada, voy estudiando 2 temas por semana y llego a Navidad con el temario estudiado. Vuestra pregunta será ¿y después de navidad qué? Pues después de Navidad toca repasar, darle caña a los supuestos y empezar con la defensa de la programación. Con el temario estudiado solo queda repasar, repasar y afianzar cada concepto.

Muchos también me preguntáis ¿cuándo dices temario estudiado es que te lo sabes TODO, TODO? Por supuesto que no, pero creo muy importante no agobiarse con saberse todo el temario de la A a la Z, me sé el temario al 85% por eso os digo que a partir de Navidad toca afianzar e ir repasando. Es importante tener en cuenta que trabajo y no dedico todo el día, estudio unas 5 horas, desde mi punto de vista es más importante calidad que cantidad. 

Este es mi método, esta es mi forma de trabajar y la que ha hecho que haya aprobado las veces que me he presentado y la que hará que consiga la plaza prontísimo (estoy confiante). Pero antes de terminar me gustaría daros una serie de consejos:
1. No os agobiéis con lo que hacen los demás, evitar las comparaciones. Algo que trabajamos los docentes son los diferentes ritmos de aprendizaje, aprendamos a respetar el nuestro. Cada persona aprende de una manera y estudia de una manera sólo tienes que encontrar la tuya, a mí me llevo un año encontrar mi método perfecto, tú también lo encontrarás.

2. No quieras saberlo todo de la A a la Z, intenta aprender a relacionar temas unos con otros. Debemos estar preparados para todo, tener capacidad de redacción y no quedarnos en aprender frases hechas porque si te quedas en blanco debes saber sacar un tema adelante con tu capacidad lingüística y tus conocimientos. Uno de mis años tuve que sacar información de aquí y de allí porque me quedé en blanco y conseguí inventarme un tema con el sentido suficiente para aprobar, lo importante no es sólo memorizar sino tener capacidad de redacción y de relación.

3. Márcate objetivos reales porque de nada serviría que te marcases estudiar el temario como yo sino lo vas a conseguir, si no consigues estudiar dos temas a la semana intenta llegar a marzo con el temario estudiado. Lo verdaderamente importante es llegar a Junio con el temario suficiente para aprobar, si te sabes 20 temas es muy probable que uno de los que te caiga lo sepas, no te agobies en exceso. El agobio bloquea y eso es lo que menos falta te hace para seguir avanzando. 

4. Sé tú mismo, no dejes tu vida social a un lado, guárdate un día para ti y los tuyos y así recargas la pila. Si tu cuerpo y tu mente te pide un descanso dáselo, no te obsesiones, vive y compagina el estudio con tu vida. La vida pasa tan rápido que cuando te des cuenta has perdido estudiando 4 años que no volverán, intenta colocar la balanza y tener tiempo para todo. Sobre todo intenta que esto no sea un castigo sino un camino porque el que hay que ir saltando piedras y obstáculos con ayuda de los tuyos, tenlos siempre cerca e intenta que no te afecte demasiado emocionalmente (aunque esto es difícil).

Compañeros/as espero que os haya ayudado mi forma de hacerlo, cualquier duda me tenéis a vuestra entera disposición y como siempre os digo: FUERZA, CONSTANCIA, ÁNIMO, AGUANTE Y ADELANTE. 

2 comentarios en «Temario de oposiciones de maestros/as, nuestro gran aliado.»

  1. Unknown dice:

    Muchas gracias por tu generosidad, yo estoy con las Unidades didácticas, atascada, cómo has explicado perfectamente he entrado en bucle, quiero terminarlas para poder dedicarme a estudiar pero ni una cosa ni otra, así llevo dos semanas…tus consejos me vendrán bien

    Responder
  2. Unknown dice:

    Muchas gracias por todo lo que nos explicas! Estoy totalmente de acuerdo con lo que cada uno de nosotros debemos encontrar nuestra forma, creo que es un punto importante, ya que esto nos da mucha seguridad en lo que estamos estudiando. Me ha encantado lo de aplicarnos a nosotros mismos lo de respetar nuestros propios ritmos en nuestro aprendizaje y como intentamos hacerlo a diario con nuestros alumnos y no no lo aplicamos a nosotros mismos.No termino de entender mucho el apartado donde explicas lo del cronometo, lo volveré a leer.Y de nuevo gracias por dedicarnos algo de tú gran valioso tiempo 😘😘

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *